Osteopatía

La medicina osteopática se basa en tres contenidos fundamentales de filosofía y práctica.

El primer contenido es que la estructura y la función están recíprocamente interrelacionadas. En otras palabras, el modo en que la estructura del cuerpo se mantiene afecta al modo en que funcionamos, y viceversa.

El segundo contenido importante es que el cuerpo es una unidad integrada, tanto en su estado de salud como de enfermedad. Esto significa que el cuerpo no se puede dividir, ya que una parte influencia la otra, y hay que considerarlo como una totalidad unificada.

El tercer contenido es que el cuerpo es capaz de autosanarse; en otras palabras: el cuerpo tiene las capacidades innatas de curarse si se dan las condiciones adecuadas para que los mecanismos de curación se manifiesten.

¿Qué problemas puede tratar la osteopatía?

  • Dolores articulares, musculares de cuello, cintura, espalda.
  • Artrosis.
  • Problemas digestivos como hernias hiatales, estreñimiento crónico, úlceras.
  • Dolores de cabeza y migrañas.
  • Mareos y vértigos (vértigo paroxístico benigno, vértigo de Ménière).
  • Problemas en la articulación mandibular.
  • Lesiones deportivas (esguinces, luxaciones, desgarros musculares).
  • Dolores postquirúrgicos.
  • Problemas de regurgitación en lactantes.
  • Problemas de conducta en niños (niños hiperactivos).
  • Dolores en el embarazo.
  • Infecciones urinarias a repetición.